Google+

0


Si bien es cierto que en muchas ocasiones el simple hecho de evadir las causales de improcedencia es ya todo un logro, ello no es suficiente para obtener la protección en un juicio de amparo. La realidad es que en relación al fondo de un juicio de amparo existen reglas muy peculiares que en pocas ocasiones se enseñan en las licenciaturas.

En esta ocasión queremos recomendarles un libro que explica los temas de fondo del juicio de amparo a partir del llamado “principio de estricto derecho”, aportándonos elementos muy valiosos para descifrar el funcionamiento del juicio de amparo en México. El libro lleva por título “Los principios sin fundamento del juicio de amparo. (Las jurisprudencias que deniegan justicia)” y fue escrito por Enrique Antonio Pedraza, a quien felicitamos por una obra crítica y bien lograda.

Aquí unas palabras que nos hicieron llegar en relación a este libro:

A pesar de que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos fue modificada para que el juicio de amparo defendiera los derechos humanos consagrados en los Tratados Internacionales; a pesar de que existe una nueva Ley de Amparo, el pueblo de México sigue clamando justicia. ¿Por qué los cambios de la legislación no implican una mejor administración de justicia?

En la actualidad, el Poder Judicial de la Federación nos informa en los medios de información masiva sobre las resoluciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y como éstas defienden nuestros derechos. Lo anterior a pesar de que los derechos humanos puedan restringirse en la constitución mexicana.

La manera que proceden los juzgados y tribunales federales está basada en el “principio de estricto derecho”. Este principio fue creado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación mediante un error epistémico que modificó el objeto del juicio de amparo. Este juicio fue creado para que las autoridades no violaran garantías individuales, por lo que su objeto eran los actos de autoridad que violaran derechos humanos. Sin embargo, con el “principio de estricto derecho” el objeto es exclusivamente las violaciones que hacen valer los gobernados contra los actos de autoridad.


En el libro “Los principios sin fundamento del juicio de amparo. (Las jurisprudencias que deniegan justicia)”, su autor Enrique Antonio Pedraza, con la ayuda de un diccionario, nos demuestra que nuestro máximo tribunal es perito en denegar justicia. Gracias al “principio de estricto derecho” los jueces y magistrados federales permiten que las autoridades mexicanas violen derechos humanos, ya que el ciudadano no tiene los conocimientos jurídicos necesarios para demostrar fehacientemente tales violaciones.

La página donde puedes descargar o comprar el libro es http://www.lulu.com/spotlight/libros_prohibidos

 

Publicar un comentario en la entrada Blogger

 
Ir hacia arriba